Cómo Conservar el Café

Hay muchas opiniones diferentes de la mejor manera de conservar el café en la casa. Como regla para la conservación de cualquier alimento los peores enemigos de la frescura son: el calor, el oxígeno, la luz y la humedad. Si nos cuidamos de mantener nuestro café alejado de estos elementos vamos a asegurar su vida útil.

1. No guardar el café en el refrigerador


Aunque mucha gente piensa que esto es loe mejor para el café, no es una buena idea ya que al entrar en el congelador el aire del envase que contiene el café se condensa y libera humedad. La humedad penetra en el café y lo daña más rápido.

2. Mantener el café en su bolsa


Si compras café Vélez te darás cuenta de que nuestros empaques tienen bálbulas de una vía. La gente piensa que estás válvulas sirven para poder oler el café cuando lo compras. La realidad es que éstas permiten desgasificar el café (sacar gases que emite el café después de ser tostado hacia fuera del empaque) impidiendo que el oxígeno entre a la bolsa. Lo ideal es sacar todo el aire que puedas de la bolsa y sellarla con el accesorio plástico (tin-tie). No es bueno guardar el café directamente en frascos de vidrio, porque estará en contacto con el oxígeno y la luz lo puede deteriorar más rápidamente.

3. Guardar el café lejos de las fuentes de calor


No pongas el café en lugares muy calientes o expuesto al sol directo. Mantenlo lejos de las fuentes de calor de tu cocina. Lo ideal es un lugar fresco y seco.

4. Puedes congelar el café que no vas a usar durante algún tiempo


Si te regalaron o compraste un café que nos va a usar en mucho tiempo, lo puedes congelar, siempre y cuando no lo estés sacando y metiendo al congelador y la bolsa esté sellada. Una vez abierto el café no lo vuelvas a congelar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *